Anterior

ⓘ Rigoitia. La villa de Rigoitia es un municipio de la provincia de Vizcaya en el País Vasco, situado en la comarca de Busturialdea - Urdaibai con una extensión d ..




Rigoitia
                                     

ⓘ Rigoitia

La villa de Rigoitia es un municipio de la provincia de Vizcaya en el País Vasco, situado en la comarca de Busturialdea - Urdaibai con una extensión de 16.42 km² y una población de 502 habitantes según el censo del año 2017.

La villa de Rigoitia fue fundada en 1376 en tierras de la anteiglesia de Santa María de Idoibalzaga con la finalidad de defender el camino que comunicaba el valle del Oka con del Butrón. Su territorio municipal forma parte de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Es un municipio predominantemente rural.

                                     

1. Topónimo

El nombre Rigoitia proviene de la expresión en lengua vasca," herri goitia ", que significa "el pueblo de arriba".

Se trata de una antigua villa medieval creada en 1376 para proteger el camino que unía el valle del río Butrón Munguía con del río Oca Guernica. Desde la perspectiva de alguien que iba de Guernica a Munguía, Rigoitia era efectivamente"el pueblo de arriba".

En euskera la población recibe el nombre de" Errigoiti ". Este es el topónimo oficial desde el 10 de marzo de 1986 que fue publicado en el BOE en abril de 1989.

                                     

2. Composición

El municipio de Rigoitia está conformado por varios barrios. Tiene la particularidad que la iglesia parroquial está ubicada fuera del núcleo urbano, junto al cementerio, la antigua escuela y el humilladero de San Antonio, y algunos caseríos, forman el llamado barrio de Eleizalde. Los barrios que conforman el municipio son:

  • Metxikas: tiene 117 habitantes.
  • Eleizalde-Olabarri: Eleizalde es la"zona de la iglesia". Es el núcleo originario de la anteiglesia. Tiene 159 habitantes.
  • Atxikas-Rekalde: tiene 57 habitantes.
  • Uria o de la Villa: es la fundación medieval y principal barrio del municipio. Tiene 178 habitantes.
                                     

3. Ubicación y accesos

El municipio de Rigoitia se sitúa en la parte norte de la provincia de Vizcaya en la comarca de Busturia, formado parte de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai. Se ubica el las laderas de los montes Burgoa, Sollube, Bizkargi y Arburu quedando todo el término municipal por encima de los 200 metros de altitud y teniendo como máxima altura los 402 msnm de las cumbres de Mazagas y entre la divisoria de aguas del río Oka, que recorre el municipio de sur a norte y se sitúa al este del término municipal, y el río Butrón.

Las cumbres de los montes en los que se asienta Rigoitia son redondeadas y de suave perfil. Entre ellas, conformando estrechos y abruptos valles, corren pequeños riachuelos que van a nutrir el Butrón y el Oka. Entre los que van al Butrón destacan los de Atxaga, Madalen y Otxolarre, en cuyas orillas se asentaron molinos y ferrerías, al Oka, conformando el arroyo de Sollub que discurre por Axpe Busturia, llegan el Gorbea, el Metxikas y el Artola.

La vegetación es la típica de la vertiente cantábrica, bosques de árboles de hoja caduca como robles y hayas intercalado con algunos, en los terrenos calizos, de encinas y plantaciones de pinos ingisnes destinadas la explotación forestal. Estos bosques se alternan con praderas de hierba para las explotaciones ganaderas. ​

La comunicación está basada en la carretera BI-3213 que une Guernica, principal población de la zona, con Munguía. Los barrios se comunican mediante las carreteras BI-4211, que va hacía Metxikas, BI-4212 hacía Arriaga auzoa y BI-4216 hacia Elizalde y Katalina Auzoa.

Rigoitia está a 6 km de Guernica y a 29 km de Bilbao, capital de Vizcaya. En Guenica tiene estación de ferrocarril de vía estrecha de Euskotrena de la línea Bermeo-Amorebieta donde se une la línea Bilbao-San Sebastián.

Rigoitia limita al norte con Busturia, al este con Guernica y Luno, Murueta y Fórua, al sur con Muxika y con Arrieta y Morga al oeste.



                                     

4. Monumentos

El patrimonio religioso de Errigoiti cuenta con algunas originalidades destacables. Los edificios más notables son su iglesia parroquial, Santa María de Idibalzaga, y el humilladero barroco de San Antonio.

Otros edificios, de menor importancia, son las ermitas de Santa Cruz y San Lorenzo, que sin embargo poseen peculiaridades propias.

Este patrimonio fue más rico en otros tiempos, ya que además de las anteriormente citadas había cuatro ermitas más: San Juan, Santa Catalina, La Magdalena y San Miguel.

Todas estas construcciones religiosas se encontraban ubicadas por el municipio de Errigoiti, situándose la mayoría de ellas en zonas topográficamente elevadas, donde también se asentaba la población. A su alrededor, se ubicaban los caseríos que conformaban las diferentes barriadas. De esta forma, tanto la iglesia parroquial como las ermitas, actuaran como núcleos de conexión del poblamiento.

En algunos casos, estas ermitas acabaron formando parte de la barriada constituyéndose en simples caseríos. La desaparición o posible trasformación de estas ermitas se produjo durante el siglo XIX.

                                     

4.1. Monumentos Iglesia de Santa María de Idoibaltzaga

La iglesia de Santa María de Idoibaltzaga es el iglesia parroquial de Rigoitia. Llama la atención su ubicación a fuera del núcleo urbano de la población sobre una colina de 296 metros de altitud. La iglesia junto al cementerio, la casa cural y el humilladero de San Antonio, así como la escuela de barriada añadida al muro oeste del templo y algún caserío, conforman un núcleo urbano con entidad propia, que se puede entender como un conjunto religioso alternativo al civil que se ubica en la villa.

El templo data del siglo XVI de la que conserva parte de los muros y la portada y fue severamente modificado en una reforma realizada en 1816 por Martín de Echaburu y el contratista Antonio de Echaniz apreciable intensamente en el interior y que le da el aspecto de iglesia columnaria, es una reinterpretación neoclásica de las hallenkirche renacentistas.

Los muros originales del XVI, realizados hacía el año 1560 y que pertenecieron a un templo anterior al actual techado en tejavana sobre postes de madera, definen un gran espacio rectangular, es una construcción de tipo"salón" también denominada columnaria o hallenkirche, que no tiene cabecera.

El templo está conformado por tres naves de igual altura y cinco tramos separadas por dos filas de cuatro columnas toscanas de tipo clásico, baída de tabiquería y coro a los pies. La reforma de Echaburu dio al templo el aspecto de las típicas iglesias salón de transición gótico-renacentistas. Las columnas descansan en amplias basas sobre plinto, tienen el éntasis situado por debajo del centro de las misma columna. Están realizadas en sillería y pintadas, en su parte inferior simulando mármol rojo, a excepción de las más cercanas al altar.

La bóveda está soportada por las columnas y las pilastras de los muros, toscanas al igual que las columnas. Las columnas y pilastras dan soporte a los arcos de medio punto que sostienen de una bóveda baída de tabiquería.

El muro norte carece de vanos, al sur y al este se abren ventanas adinteladas, una por tramo y en el lado oeste se ubica la portada renacentista centrada en el tercer tramo en algunas publicaciones dicen que la portada es barroca. Un arco de medio punto que se enmarca en pilastras jónicas de fustes rebajados. Sobre el arco se abre un frontón triangular con espejo en el tímpano. Hay dos medallones a ambos lados de la puerta representando a San Pedro y a San Pablo y en el centro un relieve de la Asunción.

Los muros son de mampostería enlucida, el pedimento actual de madera que deja ver desde la mitad de la planta hasta el coro, las sepulturas numeradas.

La torre, formada por tres cubos superpuestos, esta descentrada a los pies de la iglesia. Data del siglo XVII y es obra de Juan Ochoa de Uría y Domingo de Erezuma. Es una torre porticada que da continuidad al gran pórtico, realizado en tejavana sobre postes de madera, que rodea el edificio. La parte de la cabecera ha sido cerrada para construir la antigua escuela de barriada y dar cabida la sacristía y la capilla del Cuerpo Santo, donde se venera un cuerpo momificado conocido popularmente como" korpu santua ".

A las antiguas escuelas, situadas en el segundo piso sobre la sacristía y la capilla, se accede por una escalera exterior. Mientras que la sacristía y capilla, ubicadas tras el altar, por una magnífica reja de forja.

En el interior el retablo del altar mayor está realizado durante la reforma por el propio Antonio de Echaniz, quien le da el estilo neoclásico pero aprovecha los relieves del anterior retablo que datan entre 1649 y 1653 y son obra de Antonio de Alloitiz, escultor de Forua, trabajando también en el Juan Pedro de Alloitiz.

En lo referente al mobiliario de la iglesia lo más destacable son los cuatro paneles policromados que se conservan del primitivo retablo del siglo XVII. Dos de ellos se hallan situados a los lados del altar mayor y otros dos en los muros laterales, cerca del presbiterio. Este retablo lo comenzó a labrar el 1650 el maestro Antonio de Alloitiz, trabajando también en el Juan Pedro de Alloitiz. Antonio de Alloitiz realizó varios trabajos importantes, entre los que se destacan el antiguo retablo de la Iglesia de Santa María de la Asunción de Amorebieta del que solo se conserva la imagen de la Asunción.

Los otros retablos son: uno, el de San Blas y San Antonio, del año 1747 y obra de Andrés de Uribe y otro, el de San Juan Bautista, del año 1760 obra de Pedro de la Lastra y del Santo Cristo Dolorosa realizado en 1759.

En la capilla del Cuerpo Santo se conserva un cuerpo momificado conocido como Gorputz Santue cuerpo santo que ha sido muy venerado en la comarca y al cual se le atribuyen diferentes poderes. Junto a esta momia hay una tabla en bajorrelieve datada en el siglo XVII que ilustra la Leyenda de Idibaltzaga que cuenta el traslado por parte de la virgen de las obras de la iglesia que los vecinos querían construir en el pueblo. ​

                                     

4.2. Monumentos Ermitas

Actualmente hay en el término municipal de Rigoitia 3 ermitas en pie, pero anteriormente había cinco templo más, las ermitas dedicadas a San Juan, Santa Catalina, La Magdalena, San Bartolomé y San Miguel. Tenían la importancia de servir como núcleos de conexión del poblamiento. Desaparecieron durante el siglo XIX, algunas de ellas fueron transformadas en caseríos.

  • Ermita de San Lorenzo

Esta ermita es popularmente conocida como Sanlloante. Se ubica en Metxikas sobre una pequeña y ventosa loma de 303 metros de altitud. Se completa con una escuela de barriada de las construidas por la Diputación de Vizcaya e principios del siglo XX. El pórtico y todos los vanos que posee el edificio se ubican en la parte sur del mismo. En 1974 fue restaurada.

  • Ermita de Santa Cruz de Bizkaigane

La ermita de"Santakrutz", como es denominada por la población, está en el barrio de Bizkaigane sobre una solitaria loma. Es un edificio de construcción popular de planta rectangular de 14.55 metros de largo por 5.50 metros de ancho realizado en mampostería con algunos sillares. En el muro sur hay restos de estelas funerarias y de un sarcófago. Se celebraba rogativa, que partiendo de la parroquia llegaba la ermita parando en la de San Lorenzo, el 3 de mayo, festividad de la Invención de la Santa Cruz.

  • Humilladero de San Antonio

El humilladero, situado al lado de la iglesia de Santa María de Idibaltzaga, está dedicado a los santos Antonios, san Antonio de Padua y san Antonio Abad. Conocido por la población con el nombre de"San Antoniño", es de estilo barroco del siglo XVIII.

La entrada, amplia que ocupa toda la fachada, se halla en el lado noroeste y está cerrada por un enrejado de madera. La planta es rectangular con ábside al final de la misma. Los muros de mampostería se levantan sobre grandes sillares con contrafuertes en sus esquinas.

En esta ermita se realizan diferentes procesiones como la del día de Ramos o la de la festividad del Corpus.



                                     

5. Fiestas

Como en todos los municipios con varios barrios y ermitas las fiestas se extienden por todos ellos de forma que cada barrio o cada ermita realiza fiesta en honor a su patrono o patrona. Las fiestas importantes de Rigoitia son en honor a San Antonio de Padua y se realizan el 13 de junio ubicándose en el núcleo urbano de Eleizalde, se celebra misa en al ermita y el domingo en la parroquia y romería popular en la campa, y de San Isidro Labrador, que se celebran el día 15 de mayo.

Los barrios celebran las siguientes fiestas:

  • Mexika: San Juan el 24 de junio.
  • Uria: San Bartolomé el 19 de agosto.
  • Elexalde:San Antonio de Padua el 13 de junio.
  • Olabarri: el 1 de mayo.