Anterior

ⓘ Juan I de Borgoña. Juan I, duque de Borgoña, llamado Juan Sin Miedo, hijo primogénito y sucesor del duque Felipe el Atrevido. ..




Juan I de Borgoña
                                     

ⓘ Juan I de Borgoña

Juan I, duque de Borgoña, llamado Juan Sin Miedo, hijo primogénito y sucesor del duque Felipe el Atrevido.

                                     

1. Orígenes

Descendiente de la dinastía Valois, Juan se destacó desde muy joven en diferentes combates, lo que le ganó el apelativo de "Sin Miedo". Su coraje en la lucha se hizo patente en la batalla de Nicópolis 1396 contra los turcos.

Aunque hombre desconocido, ya que había vivido hasta el momento en su feudo de Nevers, de una escasa pensión otorgada por su padre, o en condición de lugarteniente de su padre en Borgoña, Juan I heredó el poderoso ducado borgoñón tras la muerte de Felipe el Atrevido en abril de 1404.

                                     

2. Guerra civil entre borgoñones y armagnacs

La renovación en 1413-1414 de los conflictos enmarcados en la guerra de los Cien Años encontró a Francia desorganizada y dividida. Se enfrentaban, por un lado, los de Borgoña, encabezados por Juan, que representaban al pueblo llano parisino, a los gremios y a los artesanos. Por el otro, el bando de Armañac, al que apoyaba el hermano del Rey, el duque Luis de Orleans, orientado a proteger los privilegios de la nobleza y las clases dirigentes.

Juan Sin Miedo ordenó el asesinato de Luis de Orleans a los pocos días de haberse reconciliado, en noviembre de 1407 hecho que reconoció públicamente y del que pudo jactarse con impunidad, con lo que las luchas entre armagnacs y borgoñones se recrudecieron. Sin embargo, privado de su líder y de influencia directa sobre el Rey, el partido armagnac decayó, y la posición del duque de Borgoña se fortaleció y engrandeció, tomando las riendas del gobierno. Finalmente, en 1413, Carlos, el nuevo duque de Orleans, hijo del asesinado, y del triunfante partido armagnac tomó el control de París y de la persona del Rey, y Juan Sin Miedo se vio obligado a huir de París donde no pondría pie por espacio de cinco años y refugiarse en sus estados. Los rencores y el odio abiertos condujeron a un disenso interno entre los líderes políticos y militares franceses que fueron una de las causas más importantes de la estrepitosa derrota en la batalla de Agincourt octubre de 1415.

                                     

3. Juan en Agincourt

Para elegir a los comandantes que conducirían al ejército, los franceses se vieron en un grave problema: el rey estaba enfermo, su hijo el delfín Luis no era militar, y los dos comandantes propuestos d´Albret y Juan le Maingre de Boucicault, soldados profesionales no eran aceptados por los nobles. El inconveniente fue que, por un lado, d´Albret, aunque noble, era de baja condición, sobre todo desde que la facción borgoñona había tomado el control sobre todo. Por otro lado, Boucicault era de origen plebeyo, aunque había sido nombrado caballero con 16 años, por su valor en batalla. Por este motivo, los consejeros del rey Carlos VI cometieron entonces un gravísimo error: entregaron el mando del ejército a d´Albret y Boucicault, pero dejaron sus decisiones sometidas la aprobación de un triunvirato de duques que tenían poder de modificarlas, cambiarlas e incluso vetarlas.

Los triunviros eran el duque de Alençon un militar débil e incompetente, Juan Sin Miedo y Carlos de Orleans. Como es lógico suponer, la convivencia de Carlos de Orleans con el asesino de su padre imposibilitó la unidad y el consenso en el alto mando francés jamás existieron y esto llevó a sus fuerzas la debacle.



                                     

4. Tras la batalla, el final

Luego de Agincourt en la que murieron dos de sus hermanos, Juan Sin Miedo comprendió que su única posibilidad de prevalecer sobre sus enemigos de Armagnac era acercarse al ejército vencedor en la persona del rey Enrique V de Inglaterra. Comenzó así una época de alianzas y negociaciones que liberó el camino para que Juan entrara victorioso en París 1418.

El delfín Carlos Luis había muerto, futuro Carlos VII, encabezaba el bando Armagnac; Juan intentó reunirse con él para discutir una tregua interna en 1419. La reunión, celebrada en el puente de Montereau, terminó de forma trágica. Mientras el Delfín y Juan charlaban, el Vizconde de Narbona y Tanneguy du Chatel se refirieron a Juan de forma insultante, Juan expresó su desconcierto ante el hecho de que el Delfín se rodeara de hombres tan vulgares y estos dos, alegando que debían vengar esa afrenta, asesinaron a Juan Sin Miedo sin que Carlos hiciese nada por evitarlo.

Este asesinato tuvo consecuencias terribles. El hijo de Juan, Felipe el Bueno, juró vengar la muerte de su padre y para esto propuso a los ingleses una alianza que fue firmada tras largas negociaciones. La Guerra de los Cien Años entraba en su última fase.

Cuando 100 años más tarde Francisco I visitó Dijon un fraile le mostró el cráneo agujereado de Juan Sin Miedo y le dijo: Sire, este es el agujero por el que los ingleses entraron en Francia.

                                     

5. Familia

Juan Sin Miedo casó con Margarita de Baviera, con quien tuvo los siguientes hijos:

  • Juana n. 1399, Bouvres, m. joven.
  • Ana 1404–14 de noviembre de 1432, París, casó con Juan, duque de Bedford.
  • Felipe el Bueno, su sucesor 1396–1467.
  • María 1394-30 de octubre de 1463, Monterberg bei Kalkar, condesa y luego duquesa de Cléveris por su matrimonio con Adolfo, duque de Cléveris.
  • Inés 1407–1 de diciembre de 1476, Château de Moulins, que casó con Carlos I, duque de Borbón.
  • Catalina m. 1414, Gante.
  • Isabel m. 18 de septiembre de 1412, que casó en Arras el 22 de julio de 1406 con Olivier de Châtillon-Blois, conde de Penthièvre y Périgord.
  • Margarita, condesa de Gien y Montargis 1393–2 de febrero de 1441, París, casó el 30 de agosto de 1404 con Luis, delfín de Francia, más tarde, el 10 de octubre de 1422, con Arturo de Richemont, condestable de Francia, el futuro duque de Bretaña.

Juan también tuvo varios hijos ilegítimos, incluyendo a Juan de Borgoña, obispo de Cambrai, con su amante Inés de Croy, hija de Juan I de Croÿ, y Guillermo de Haegen, con Margarida de Borsele. ​