Anterior

ⓘ Ciompi. La revuelta de los Ciompi fue un levantamiento popular que aconteció en Italia en 1378, a finales de la Edad Media, liderado por los cardadores de lana ..




                                     

ⓘ Ciompi

La revuelta de los Ciompi fue un levantamiento popular que aconteció en Italia en 1378, a finales de la Edad Media, liderado por los cardadores de lana conocidos como "ciompi".

                                     

1. Ciompi

En Florencia de fines del medioevo, los ciompi cardadores de lana eran un grupo de trabajadores de la industria textil no representados por gremio alguno. Los ciompi estaban entre los más radicales grupos de los sectores más humildes; muchos autores identifican con este término a todos los oficios menores del textil e incluso a grupos populares que incluían, entre otros, a los vendedores de hortalizas y de loza o vajilla. En concreto, los ciompi se resistían contra el poderoso control que ejercían en el Arte della lana los establecimientos manufactureros textiles más poderosos, que constituían el motor de la prosperidad florentina.

                                     

2. Revuelta de los Ciompi

En 1378 estalla la revuelta de los ciompi, que conoció brevemente el éxito y permaneció traumáticamente en la memoria de los principales gremios, contribuyendo la ayuda que, mucho después, darían a los Médicis como restauradores del orden florentino. La revuelta llevó a lograr brevemente un grado de democracia sin precedentes, enseguida derrotada por los elementos más conservadores de la sociedad, en la que los maestros de los gremios grandes y pequeños cerraron filas para restablecer el antiguo orden. En esta contrarrevolución jugó un papel preponderante el caballero Salvestro de Médicis, que se presentó como defensor de los intereses populares en un momento de crisis económica y de fuerte presión fiscal por la reciente guerra sostenida por Florencia contra el Papado.

Una típica controversia entre facciones de los "grassi" gordos desató el levantamiento. Los miembros de los sectores más pobres, llamados por Salvestro a participar en la lucha política a finales de junio de 1378, tomaron el problema en sus propias manos en el mes de julio. Presentaron una serie de peticiones al cuerpo gobernante, la Signoria, demandando mayor equidad en las políticas fiscales, y el precioso derecho de agremiarse para aquellos grupos todavía no organizados. Luego, el 22 de julio, las clases bajas forzaron la toma del poder, colocando al cardador de lana Michele di Lando en el cargo ejecutivo de gonfaloniere de justicia, e izando su bandera frente al palacio de la signoría.

Los revolucionarios fueron apoyados por miembros radicales de los gremios menores, usualmente poco poderosos, los "arti minori", que extendieron el privilegio de agremiación a los ciompi, y por primera vez, aunque brevemente, un gobierno europeo representó a todos.